jueves, 24 de junio de 2010

El encuentro onírico de los amantes.

Night - Max Klinger

Parecía estar ante sus ojos otra vez… observándola, sintiéndola, revelándole cada uno de sus más íntimos secretos, aquellos que no revelaba a nadie excepto a él; quien la adoraba y que veneraba su vientre como un moribundo venera alguna fuente de la vida.

3 comentarios:

Mayte dijo...

Porque los amantes saben rendirse ante la verdadera pasión.

Bikiño, Delirio.

Amorphis dijo...

Revelaciones, veneraciones, elementos precisos para esas entregas.

Saludos!

Juan Antonio dijo...

No se me ocurre algo mejor para dar sentido a esa deliciosa visión.

Tus últimas entradas me enamoran.

Besos.