viernes, 7 de mayo de 2010

El juego amatorio de la sirena.

 Pearl for kisses - Fred Appleyard 

Una escena de cortejo entre la sirena y su compañero, donde el océano es el escenario de una competencia lúdica para obtener el trofeo del que el otro es dueño. Ella posee la pureza e inocencia con que tienta a su acompañante, representadas por Frederick Appleyard por las brillantes perlas que exhibe en su mano derecha y que jamás se dejaría arrebatar sin obtener lo que tanto ansía a cambio. Pero ¿Cuál es el deseo que se alberga en el marino corazón de la sirena? Su deseo se adivina en el mirar conmovido que lanza a los labios de su hermano. Pues desea sus labios… y los besos de su boca salada. Él lo sabe y sin olvidar su rol resistente en el que se fundan sus juegos, rodea y arrostra a la bella, confiado de pagar con creces el tiempo de espera. El collar de perlas se tensa en la disputa y se acrecientan las ansias de lo que pronto se extenderá en un jadeo profundo de amor.

1 comentario:

Mayte dijo...

Mileranias amantes llenas de belleza y seducción...

Biko grande.