viernes, 23 de abril de 2010

Un beso...



Creo que la palabra 'intensidad' es la que define bien a la obra de Eivar Moya, un joven colombiano que realiza obras en las que se trasluce una impresión extrema. 
...Aquí, me pareciera que es ella quien arremete contra él en un beso acaparador, devorador y violento. Él por su parte halagado, sin quitarle protagonismo a su amante-victimaria, corresponde en sedienta igualdad.

3 comentarios:

Mayte dijo...

Los besos son la culminación o al antelación de lo que se cumple y necesita, el aliento vital del alma a través del cuerpo.

Aunque me parece que ambos son el inicio y final del beso, tengo mis favoritos entre los besos hechos pintura, los clásicos claro, y uno en particular cuando mi ventana fue de otro color fue protagonista de un relato con el mismo nombre, un cuadro de Maria Amaral. :)

El beso azul.

Amante del Delirio dijo...

La culminación y la antelación...
¡Oh Sí! Exacto, tienes toda la razón.

Un relato con el nombre de "El Beso"... Lamento no haberlo leído, habrá sido muy dulce.

Erotismo dijo...

no conocía al autor... muy interesante... y qué decir de los besos!!! siempre tan importantes