martes, 13 de abril de 2010

Ninfa Durmiendo. ¿Con qué sueñas Ninfa querida?



Sleeping Nymph and Shepherd - Jan Gerritsz van Bronckhorst


¿Dónde has caído dormida delicada ninfa? A la intemperie de una llanura inhóspita. Donde el claro del día se desvanece como los suspiros quedos que brotan de tu pecho dormido.

Con un tierno desparpajo te tiendes al amparo de la naturaleza que te cobija en los cálidos brazos del céfiro del sur. Entonces muy segura, te distiendes inocente… perezosa… indecente y voluptuosa…  conciente que aún en la inconsciencia del sueño, brindas tu don y complaces los ojos ilusos que deambulan alrededor de ti.

¿Con qué sueñas ninfa querida? ¿Qué será que se cierne en tu mente adormecida? Miríadas de auroras en tus tersas mejillas y la cándida luz que tu entrecejo dispone, me dice que sueñas con el placer de un beso, de un solo beso… De un beso abismal y a la vez translúcido.  Que empiece en el otoño de un verso triste y termine en el verano de una risa leve. Que se alimente de cuartos menguantes y se bañe de de santos eclipses. Que sea un perpetuo dolor y un eterno alivio.

1 comentario:

Mayte dijo...

Hay besos robados al aire que retumban sobre el vientre inquieto mientras el alma duerme.

Biko, Delirio.