domingo, 8 de mayo de 2011

Lilith

  John Collier - Lilith

Sucedía que mi corazón inquieto ya me dolía
tu negro  lazo intempestivamente rodeándome
mi fuerza se extinguía con la suavidad de tus cortantes caricias
dejé de pertenecerme… dulcemente abandonada a ti.
¡Llévame!... a donde el deseo grita, amor mío.
Cuánta lujuria  invadiéndome…  el ordinario mundo extinguido
tan sólo tu rostro amaneciendo a mis apetitos;
febril tu abrazo, demoniaco tu arrebato
Cuando mis ansias llevan tu nombre…

3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Esta Lilith es mi debilidad. Fascinante hasta el delirio.
También lo son tus palabras.

Besos delirantes.

Immer dijo...

Me encanta este cuadro, y el pintor, y por supuesto el texto, más que apropiado.
Un saludo.

marcela dijo...

Adoro la manera en que publicás en tu blog y cómo lo publicás,como escribís y la pasión que ponés. un placer. qué bueno conocer a alguien así.