lunes, 7 de junio de 2010

Sádicamente...

Louis Icart - Modesty

Huyo sintiendo tu correr veloz y primitivo tras de mí. Tu voracidad animal me persigue, el vaho de tu aliento y tu jadeo me humedece. Me alcanzas… Qué inclemente y rudo es tu ademán. Reniego de ti… de tu salvajismo… de tus palabras como gruñidos transidos… de tus manos bárbaras y mudas. Reniego de ti…pero celebra siempre mi sexo con la ferocidad de tu ser.

4 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Fauvismo verbal? Me gusta.

Saludos.

Amorphis dijo...

Se siente la fuerza de cada una de esas letras, tienes un blog muy interesante.

Saludos!

Mayte dijo...

Siempre el deseo rige a quien el alma asusta.

Biko, Delirio.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Oye, es que hay que ser como el perro... si uno se lo tiene que comer todo, y sin ganas... pues se lo come jajaja


Saludos y un abrazo.